Conducción segura.

Distinguir el faro delantero o trasero del resto de luces de coches a tu alrededor no es tarea sencilla para el resto de conductores, para compensar esta situación y una conducción segura en moto se recomienda:

  • Disminuye la velocidad de tu moto: Aminora tu velocidad y haz todo más despacio que durante el día, especialmente si vas por carreteras que no conoces. Tendrás más probabilidades de evitar un peligro.
  • Aumentando la distancia: Todos sabemos que las distancias son más difíciles de calcular de noche que durante el día, tus ojos dependen de contrastes entre sombras y luces para determinar la distancia donde se encuentra un objeto y velocidad que se acerca. Estos contrastes están ausentes o están distorsionados con luz artificial de noche. Calcula una distancia de seguimiento de tres segundos o más. Y deja más espacio para adelantar o para ser adelantado.
  • Utiliza el coche que circula delante: Las luces delanteras del vehículo que circula delante pueden dar una mejor visión de la carretera, el rebote de las luces traseras del coche te indica los desniveles o irregularidades del asfalto.
  • Luz larga: Siempre que puedas y las circunstancias lo permitan. Hazte visible y utiliza ropa reflectante si circulas de noche.
  • Flexibilidad sobre el carril: Cambia tu posición del carril que mejor y más te ayude para ver a los demás conductores y mejor seas visto, mantener un “colchón” de espacio adecuado con el resto de vehículos.
Mantén siempre la distancia de seguridad.

Mantén siempre la distancia de seguridad.

Maniobras para evitar choques.

No es cuestión de asustar pero por mucho cuidado que tengas, habrá ocasiones en las cuales encontrarás una situación complicada.

Las probabilidades de salir de ella sin problemas dependerán de tu capacidad y destreza para reaccionar con tu moto rápida y correctamente.

A menudo, los choques ocurren debido que el motorista no está preparado o no tiene la experiencia necesaria para realizar maniobras evitando obstáculos. Saber cuándo y cómo detenerse o desviarse con tu moto son dos de las destrezas fundamentales para evitar un choque.

No siempre es recomendable o posible detenerse rápidamente para sortear un obstáculo. Los motoristas también debemos saber sortear obstáculos.

Es importante diferenciar cuál de estas maniobras debe emplearse en cada situación.

Hay estudios demostrando que gran mayoría de motoristas accidentados:

  • Poco frenado con la rueda delantera y demasiado con la trasera.
  • No separar el frenado de la acción de esquivar un peligro o no optaron por esquivar cuando correspondía.

Paradas rápidas con tu moto.

Para frenar rápidamente, active ambos frenos al mismo tiempo. No tenga miedo de usar el freno delantero, pero sin excederte. Acciona la maneta de freno con firmeza y progresivamente.

Si tu rueda delantera se bloquea mucho me temo que estas… con opciones de corregir, suelta el freno delantero y vuelve accionar con firmeza. De forma simultánea pisa el freno trasero.

Si clavas accidentalmente el freno trasero en una superficie con buena tracción, puedes mantenerlo clavado hasta detenerte por completo. Incluso con la rueda trasera bloqueada puedes controlar la moto, en recta y posición vertical.

Distancia de frenado

Distancia de frenado

Utiliza siempre ambos frenos al mismo tiempo para frenar. El freno delantero puede aportar el 70% o más de la fuerza de frenado potencial.

Si debes frenar rápido mientras giras o haces una curva, la mejor técnica es primero enderezar la moto y luego frenar.

No obstante, no siempre es posible enderezar la moto y luego detenerse. Si debes frenar mientras estás inclinado, frene suavemente y disminuye la aceleración. A medida que disminuyes la velocidad, puedes reducir el ángulo de inclinación y ejercer más presión en el freno hasta que la moto esté recta y sea posible activar totalmente el freno. Debes “enderezar” el manillar en los últimos metros antes de detenerte. La moto ya debería estar derecha y en equilibrio.

Desviarse o girar rápidamente

En ocasiones es posible que no dispongas del suficiente espacio para detenerte, incluso utilizando ambos frenos correctamente. Ante cualquier imprevisto surgido en carretera la única forma de evitar un choque podría ser girar rápidamente o desviarse.

Un desvío es un cambio de dirección brusco. Puede implicar dos curvas bruscas o un desplazamiento rápido hacia el costado. Presiona moderadamente el manillar en la misma dirección que piensas huir. Esto hará que la motocicleta se incline rápidamente. Cuanto más cerrada sea la curva o curvas, más deberás inclinar la moto.

Mantener el cuerpo erguido y permitir que la moto se incline en la misma dirección que va a girar mientras presionas con las rodillas en el depósito y los pies firmes contra las estriberas.

Esquiva, frena, frena, esquiva.

Esquiva, frena, frena, esquiva.