Una de las sensaciones más importantes sentidas al montar en moto para todos aquellos que nos gusta, es la depuración y abstracción tan grande que puedes llegar a sentir con pocos km recorridos.

En esta ocasión mi necesidad de abstracción y depuración era significativa y disponiendo de día y medio, solo necesite levantar mi cuerpo de la cama para comenzar a cargar la moto.

Cuando comienzo a cargar la moto y dudo si introducir la tienda de campaña o no en el equipaje decantando por un SI rotundo… A continuación pienso “Toni esta es de las tuyas, esto promete”

A media mañana con todo cargado y sin rumbo definido enlazo con la N-126 dirección Zaragoza y sobrepasada esta bonita ciudad sin nada claro continuo rumbo hacia Huesca.

Llegados a la provincia de Huesca mis ideas comienzan aclararse y recuerdo aquellas bonitas escapadas de fin de semana a Sallent de Gállego contadas en alguna ocasión por el Valle de Tena.

Una vez comienzas a sentir el zigzaguear de esa preciosa N-330 las sensaciones y presagios de diversión son muy buenos y atrapado por su entorno consigue que su paso sea especial.

No tenia ninguna gana de parar y viendo acercarse la frontera comencé a pensar en “francés” y el destino decidido… pasar la noche cerca del Col du Tourmalet.

Sobrepasada la estación de Formigal hacia la frontera francesa la carretera se estrecha considerablemente y las vistas en esta época del año con la nieve derritiéndose son espectaculares.

Sobrepasada la estación de Formigal.

Sobrepasada la estación de Formigal.

Desde la frontera hasta la población de Asson transcurren 60 km atravesando pueblos como Train D’Artouste, Eaux Bonnes, Aste-Béon, Louvie-Juzon o el Vallée d’Ossaude hacen del trayecto una autentica delicia.

Llegados a la población de Asson hay que tener mucho cuidado para no perderse, de no llevar gps estas condenado a ello (mi caso en esta ocasión), puedes llegar a dar unas cuantas vueltas antes de seguir el rumbo (mi caso, perdí la cuenta de ellas).

Existen dos caminos paralelos y ambos unidos en su mitad por un tercero creando el “cuadrado de las Bermudas 🙂 ” esto puede crear confusión incluso al gps.

Riesgo de perdida.

Riesgo de perdida.

La más rápida la N-21 con dirección a Bagnères de Bigorre, otra bonita localidad que obliga a parar tu moto y disfrutar de sus vistas y entorno.

El sol comenzaba a decir adiós y había que buscar un lugar donde montar la tienda de campaña y pasar la noche, el lugar elegido cerca del bonito pueblo de Beaudéan junto a su río.

Con la luz del sol dando los buenos días recogiendo la tienda comienzan a llegar sensaciones ya vividas con gran similitud al viaje Paso del Stelvio… solo faltaba mi gran amigo Ronald.

Esas sensaciones se fueron incrementando a medida que me acercaba al Col du Tourmalet y por sus costados contemplaba el zigzagueo ascendente de su carretera… yeeeaahh.

Sensaciones que se borraron de un plumazo al encontrar el puerto cerrado… que iluso, con el día tan bueno que hacia no me había parado a pensar en este tiempo y a 2500 m de altura, igual no hacia tan bueno 😉 .

Después de disfrutar de un café bien caliente en la estación La Mongie Tourmalet me dispongo a volver tranquila y sosegadamente haciendo unas fotos en un pueblo de vistas espectaculares como es Viey.

Viey y sus bonitas vistas

Viey y sus bonitas vistas

Dejando Viey a un lado continuamos con el regreso entrando en ese gran bucle comentado anteriormente “El cuadrado de las Bermudas” no se cuantas vueltas pude dar

Hubo momentos de no saber donde estaba canteado por esas pequeñas y estrechas carreteras francesas pero quien no monta en moto no se pierde y en realidad era lo buscado, perderse.

Encontré un cartel indicando Saragosse 270 km… se por donde solo falta ver por donde aparezco, al ir pasé por la estación de esquí de Formigal al volver la de Canfranc no podía ser menos y por allí aparecí.

Hice parada en la estación de servicio Cepsa de Canfranc reponiendo fuerzas y compartiendo risas con Pedro, (chico que trabaja en esta misma estación Depaso) al contar las ganas que habían dado de abrazar solo con dar las buenas tardes y entender que decía.

Llegados a Jaca no tuve ninguna duda en seguir mi ruta por la N-240 (me encanta) con destino Pamplona y enlazar con otra bonita carretera regional como NA-132 y hacer una parada en el Castillo de Olite

Aconsejo y recomiendo a todos aquellos que tengan oportunidad de visitar este emblemático puerto de montaña del Tour de Francia, una zona que no defrauda a nadie.

Galería de imágenes

http://kmenmoto.com/gallery-view/galeria-tourmalet