Los “accidentes” son sucesos eventuales que ocurren involuntariamente sin que haya culpa o negligencia por medio de las partes afectadas. Generalmente éste no es el caso cuando se produce un accidente de tránsito. De hecho, la gran mayoría de los involucrados en un accidente tienen gran parte de responsabilidad.

Imagina un situación en la cual alguien decide cruzar una intersección rápidamente cuando el semáforo que está cambiando de ámbar a rojo. La luz del semáforo se enciende a verde. Procedes a cruzar con tu motocicleta la intersección sin divisar si quedan vehículos rezagados. Son los ingredientes necesarios para colisionar. La responsabilidad del conductor contrario era parar. Y tu responsabilidad la de mirar antes de iniciar la marcha. Ninguno de los dos cumplió con su parte.

El simple hecho de que otro conductor sea el primero en comenzar la cadena de sucesos que dan lugar a un accidente, no nos excluye de nuestra parte de ¨culpa¨. Por sentido común y como conductor (menos aun en una motocicleta) puedes dar por hecho que los demás conductores te verán y cederán el paso al tener tú la prioridad. Para rebajar bastante las posibilidades de que se produzca un accidente y te puedan arrollar aquí te dejo algún consejo:

  • Ser visible: Debes utilizar la indumentaria adecuada, asegúrate que tu luz delantera siempre está en funcionamiento, busca siempre la mejor posición del carril para ver bien y más importante aún para que te vean.
  • Indica bien tus intenciones: Utiliza las intermitencias, la luz de freno y la posición del carril.
  • Mantener siempre las distancias: Hay que tenerlo en cuenta cuando sigues a otro vehículo, especialmente muy a tener en cuenta cuando TE SIGUEN, a tu derecha y a tu izquierda cuando compartes carril, al adelantar y cuando le adelanten otros vehículos.
  • Anticipación Sin descuidar tus alrededores de tu moto y lo que ocurre a corto alcance, tu visión debe ir con unos 10 segundos de anticipación de tu motocicleta.
  • Divisar, identificar y separar los diferentes peligros que puedan surgir.
  • Estar preparado para reaccionar: Debes mantenerte siempre alerta y saber cómo realizar las maniobras correspondientes y correctas para evitar un accidente. En el preciso instante del accidente no importa quien tenga la culpa cuando alguien resulta herido. Generalizando no existe un solo motivo, hay un desarrollo de situaciones las cuales desgraciadamente provocan los accidentes.
Colisión de motocicleta contra un coche

Colisión de motocicleta

 

La capacidad de conducir durante los desplazamientos con atención y tomar decisiones in extremis y aplicarlas en tu motocicleta, es lo que realmente diferencia a un conductor responsable del resto de conductores. Recuerda siempre, depende de ti no provocar o participar desprevenidamente en un accidente.