IRLANDA EN MOTO

Sensaciones

Irlanda en moto es diferente al resto de viajes realizados por la cantidad de sensaciones que transmite.

En todos los viajes aprendes y son principalmente educativos formándote como persona y adquirieres conocimientos, sabiduría y experiencia.

Si el destino se llama Irlanda del Norte y añades presenciar la emblemática road races North West 200, puedes estar seguro que ese viaje en moto termina grabado en tu alma para siempre.

Solo bajar la moto del ferri enseguida notas encontrarte en un lugar especial y comienzan a llegar sensaciones muy buenas… Hasta recordar que conducen por la izquierda. jeje (broma)

Siendo sincero durante el viaje genera confusión imaginarte pilotando por la izquierda originando duda y desconfianza, todo se esfuma cuando tocas el suelo y comienzas a disfrutar.

Con una hora rodando por tierras irlandesas deambulas perplejo viendo condados, castillos y extensas praderas de un deslumbrante e intenso verde que casi daña la vista, Irlanda en moto es preciosa y sus colores increíbles.

La  sensación de llegar a Portrush y respirar la North West 200 es genial, llegar a Portstewart pisando el Circuit y parar en una taberna a relajarte escuchando música Folk en directo tomando una pinta, no se puede describir.

Portstewart y su ambiente es espectacular un día antes de los entrenamientos con gente por todos  lados, concentraciones de coches antiguos, espectáculos en la calle y motos muchas motos.

Lugares de interés

Siendo entrenamientos y carreras día si día no puedes aprovechar los días libres en hacer turismo por Irlanda en moto y queda un recuerdo similar al de vivir dos viajes. 

Presenciar la North West 200 por un lado y por otro conocer “Carrickfergus Castle” “Black Sunday en Derry” “Giant’s causeway” “Dunlop Memorial Gardens” “Dark Edges” “Causeway Coastal Route” “Dublin” “Carrick a Rede” entre otros, muy preparado y aprovechado el viaje.

Por ello animo a todos aquellos que dispongan de la mínima oportunidad incluso pareciendo una “locura” cuando lo planteas e imaginas, no lo penséis, cargar maletas, arrancar motores y antes de lo imaginado estaréis conociendo Irlanda en moto.

GAAAAASSS



Irlanda en moto