¿Te atreves a subir y tocar su campana?

Después de muchos km en moto sin subir una entrada hoy nos vamos hasta la localidad vizcaína de Bermeo, allí vamos a conocer esa preciosa e impresionante isla donde en lo alto de su cima se encuentra ubicada una ermita muy particular del siglo X, dedicada a San Juan Bautista hoy conocemos la ermita de  San Juan de Gaztelugatxe.

Esta ermita es el santuario marítimo más importante de Euskal Herria, ha sido a lo largo de los siglos un lugar de peregrinación de habitantes de Vizcaya y hoy en día de todo el mundo, especialmente de marineros de pueblos vascos.

Hermanada con otra isla vecina (Aquech) un verdadero paraíso de aves marinas formando una comunidad biológica protegida, extendida desde la localidad de Bakio hasta el cabo Matxitxako en el Golfo de Vizcaya.

Para llegar a este lugar con tu moto debes enlazar la carretera (BI-3101) que une las localidades de Bakio y Bermeo, carretera que es una auténtica delicia y maravilla disfrutar en moto.

Después de disfrutar con tu moto de unas bonitas curvas rodeado de un entorno inmejorable llegamos a este precioso mirador donde podemos divisar nuestro objetivo.

Ermita de San Juan de Gatelugatxe.

Ermita de San Juan de Gatelugatxe.

La mejor época de año para visitar esta ermita de Gaztelugatxe y disfrutar de su paz es en otoño o primavera, su sendero se encuentra menos concurrido en estas estaciones del año por personas con el principal objetivo, tocar su campana.

El islote es atravesado por túneles y arcos abriéndose a bonitas playas rocosas utilizadas por buceadores, muy bonito divisar desde lo alto.

Su acceso es espectacular y transcurre por un sendero natural de tierra y piedras, se encuentra jalonado con sucesivas estaciones como si de un viacrucis se tratara hasta llegar a sus 231 escalones, equipado con ropa de moto, térmicos, cargado hasta las entrañas y con un sol radiante, un auténtico calvario. (aconsejo ir provistos de ropa y zapatillas para andar)

Transcurridos esos famosos 231 escalones (la tradición sostiene que había un peldaño por cada día del año, 365) te apetece… ¿tocar su campana? No, solo quieres ingerir liquido 🙂

Una vez descansados en el merendero que encuentras al lado de la ermita ha llegado el momento de tocar la famosa campana y disfrutar de las maravillosas vistas que ofrece el lugar.

KMEM Ermita S.J (73)

La tradición de lugareños y caminantes es llegar a lo más alto de este peñón y tocar la campana de la ermita tres veces por el esfuerzo realizado y así ahuyentar malos espíritus.

Las nuevas embarcaciones de Bermeo se bautizan frente al peñón donde un sacerdote las bendice con agua bendita, terminada la ceremonia la embarcación hace tres círculos en la mar y procede.

Este santuario también era un centro médico desde tiempos inmemoriales al que las mujeres con problemas de fertilidad acudían con una prenda u objeto de niño a la imagen de Santa Ana donde la veneraban.

Los nacimientos logrados por su intercesión eran apadrinados por el primer hombre y mujer encontrados de camino al santuario.

También los niños con trastorno del sueño, pesadillas o sonambulismo se les llevaba tres viernes consecutivos, se rezaba un rosario y entregaba una limosna para sacudir el mal.

El año que el día de San Juan coincide en viernes ese día era el ideal para iniciar con el niño la serie de los tres viajes.

Pero no todos son seguidores de la ermita de San Juan de Gaztelugatxe, el ultimo incidente sufrido en la ermita de Gaztelugatxe se remonta al 10 de Octubre de 1978 cuando sufrió un incendio provocado por un grupo de energúmenos que acabaron arrojando la cabeza del santo a las peñas donde la encontraron días más tarde.

Fue entonces cuando un grupo de personas apoyado por cientos de voluntarios procedieron a desescombrar la ermita y pidiendo limosna consiguieron subir los materiales para su reconstrucción e inaguración el 24 de Junio de 1980.

¿Todavía dudas en subir a Gaztelugatxe y tocar su campana?